Día 30. Guevurá de Hod

Shalom a todos, bienvenidos a un día más en este maravilloso proyecto de los»49 días para rectificar tus Sefirot»

Hoy hemos contado treinta días del Omer y ya son cuatro semanas y dos días, por lo tanto nos encontramos en el atributo, en la Sefirá de Guevurá de Hod.

Hemos relacionado la Sefirá de Hod con la admisión y nosotros sabemos que la admisión, la aceptación de todo lo que hay, es un gran recurso para el progreso en nuestras vidas, para el bienestar, para el alcance de la plenitud. Cuando alguien acepta, muestra que tiene fe, que todo viene del Creador y todo viene para su fe, de eso estaremos hablando un poco más adelante.

Sin embargo, en la Cabalá nada es extremo, hasta el punto que podemos decir que sea total a nivel objetivo, es que también en este aspecto, de la admisión y la aceptación, necesitamos Guevurá, que dijimos que era la contracción, la limitación, el encargado de los límites, según el árbol de las Sefirot, es la Sefirá de Guevurá.

Pues, hay Guevurá de Hod, también la admisión necesita cierto grado de contracción y de límite, no podemos admitirlo todo en nuestra vida.

Y quiero explicar bien esto, porque es una pregunta que se repite muchísimo, y es que realmente tenemos que aceptarlo todo en la vida, porque todo viene del Creador, no hay unas cosas que sí y otras cosas que no.

Sin embargo, a veces tenemos que limitar nuestra aceptación, no significa que no aceptemos, lo aceptamos pero contraemos y limitamos nuestra aceptación hasta cierto punto.

Cuando nosotros aceptamos algo del todo, también lo invitamos de nuevo a nuestra vida, cuando acepto eso, admito eso, quiero que esto siga en mi vida, bueno, aquí es distinto. Hay cosas en mi vida que es verdad que cuando vienen, no tengo otra que aceptarlas, porque este es el movimiento primario que uno tiene que hacer, porque el rechazo a ciertas cosas no me ayuda a progresar.

Así pues, lo acepto pero lo acepto de manera limitada, es decir, si bien lo acepto para hoy, acepto lo que me ocurrió en el pasado, acepto lo que me acaba de ocurrir, que ya forma parte del pasado, no significa en lo absoluto que lo voy a aceptar de nuevo en mi vida.

Déjame ponerte ejemplos, alguien ha abusado de mí, no tiene que ser sexualmente, puede ser de muchas otras maneras, hay muchos abusos en el mundo, ok, el vivir en falta de aceptación al suceso no me va a ayudar. Es cierto que al final la medicina para todos los casos es aceptarlo: «esto ocurrió, ahora tengo que aprender a vivir con ello, tengo que sacar lo mejor de ello», pero con eso tengo que limitar mi aceptación, porque no puedo aceptar y decir: «bueno, entonces, ni modo que sigan abusando de mí siempre y ya está, eso parte de la vida», no, no, no hay que limitar la aceptación y decir: «ok, esto ocurrió, lo acepto, lo aprendo pero nunca, nunca más».

Y allí es cuando entra la Guevurá que significa vigor, rigor, valentía. Se necesita valentía para decir acepto lo que ocurrió pero nunca más va a ocurrir, nunca más voy a dejar que esto ocurra. Ahora ¿qué diferencia hay cuando yo acepto y contraigo la aceptación y digo «nunca más», a cuando yo directamente actúo con Guevurá y digo «nunca más»?, parece ser lo mismo pero en realidad la diferencia es como la diferencia que hay entre el cielo y la tierra.

Cuando uno actúa desde la falta de admisión, actúa desde la frustración, «¡eso nunca debería haber pasado!», la frustración en Guevurá despierta en él miedos, despierta en él nervios, despierta en él enfados, despierta en él reacciones de las cuales después se va arrepentir y va a decir, ojalá nunca hubiera actuado como actué, pero es que actué desde los nervios, desde la frustración, ¿por qué?, porque me faltó la aceptación primera.

Cuando uno primero acepta, dice: «ok, eso tendría que haber sido así porque fue así y voy a aprender de ello y voy a convertir este suceso, que quizás sea terrible, en un motor para el bien, en un motivo para el bien», sin embargo, aunque lo acepto y lo usaré para bien, no significa que sea bueno, contraigo la aceptación y digo: «hasta aquí», de acuerdo en el pasado sucedió pero nunca más sucederá.

Y como he aceptado, no actuaré desde la frustración y de maneras de las cuales me tenga que arrepentir después, sino que actuaré con calma y voy a ponerle fin a aquello que no quiero de una manera meditada, de una manera correcta y de una manera equilibrada.

Si pasamos a la parte práctica, todos nosotros tenemos cosas a las que decirles «BASTA», ok, acepto que hasta ahora fue así, pero ya voy a darle final a eso.

Muchas veces no hemos conseguido terminar con eso porque la única manera que hemos conocido de rechazarlo de nuestras vidas ha sido desde la frustración, desde el miedo y hemos tenido reacciones que no nos han gustado y no hemos conseguido terminar con ello, porque la reacción no ha sido la correcta .

Hoy vamos a terminar tres cosas en nuestras vidas, en este ejercicio que vamos a hacer. Vamos a escribir en un papel o en un archivo arriba: «NO MÁS» y vamos a escribir la siguiente frase: «Aunque soy consciente que si las cosas han sido así hasta hoy, es porque el Creador lo ha permitido y tengo que aprender algo de ello y sacar algo bueno de ello, no voy a dar más lugar a: (…)»

Y quiero que apuntes tres cosas en tu vida, pueden ser cosas que alguien está haciendo contigo, falta de respeto, quizás el otro lado en la pareja esté haciendo algo, sin saberlo, tú necesitas decirle no más, quizás alguno de tus hijos, quizás alguien en tu trabajo, necesites decir no más a eso, quizás sea una situación que tú mismo te estás haciendo, quieres dejar de comer algo, quieres dejar de hacer algo y siempre que intentas parar lo haces desde la frustración, entonces vas a esa persona y le gritas o te enfadas contigo mismo por haber comido otra vez los dulces que te prometiste nunca más comer o cualquier otra cosa.

Hoy vas a hacer dos cosas, vas a escribir la frase que te he dicho y vas a escribir tres cosas a las cuales les vas a decir «NO MÁS». Ahora quiero que vuelvas al principio de la frase y veas cuáles son esas cosas buenas que puedes aprender, qué es eso bueno que puedes sacar de esa situación en estas tres áreas y una vez encuentres esa cosa buena y la aprendas, esa va a ser tu fuerza para decir no más, ya he aprendido, ya no necesito que esa situación venga más a mí, le voy a poner fin.

¿De qué manera le voy a poner fin? Ahora, desde esa situación tranquila, en la que sabes que ha sido para tu bien, equilibrada y relajada, vas a decidir cuál es la manera en la cual vas a poner fin: voy a citar a esa persona, le voy a invitar a un café, voy a dejarle una carta, voy a hablar con una tercera persona para que me ayude, voy a pedir consejo, voy a sacar eso de mi casa, no voy a comprarlo más, voy a pedir ayuda a alguien para que me recuerde durante este mes no hacer más eso durante 21 días. Y quiero que escribas esa decisión que has tomado.

Cuando pasamos al Salmo 67 nos encontramos con la palabra: «Selah» parece ser un palabra que no tiene traducción, algunos la traducen como para siempre porque, digamos, que es una afirmación, es un énfasis a eso que acabamos de decir, para que sea para siempre y es que realmente a lo que hoy le digas no más, tienes que decir después «Selah», repite esa palabra en voz alta: «No más esto, esto y esto, Selah, para siempre».

Y ahí viene el Ana Bejoaj, recordándonos una palabra: «Kadosh», Santo. «Con tu gran bondad conduce a tu congregación» y es algo muy oportuno porque aquel que es Kadosh, aquel que es una persona santa, es aquel que se aparta de algo, incluso de algo que le estaba permitido pero que dice no, quiero santificarme, apartarme. Algo santo es algo apartado y hoy estamos hablando de apartarnos de tres cosas en nuestras vidas para unirnos a aquel que es Kadosh, al Creador del mundo.

Y con esto terminamos la reflexión de hoy, espero que te haya sido de provecho y que sobre todo estés sintiendo los cambios en tu vida a nivel práctico, no solo a nivel teórico.

Un saludo, nos encontramos mañana.

32 comentarios en “Día 30. Guevurá de Hod”

  1. Karla Montaño Pérez

    Muchísimas gracias por tanta enseñanza…. Guevurá de Hod: una actitud honesta, firme y liberadora. Todo lo contrario a lo que trataron de imponerme de forzosamente tomar la actitud de mártir y «seguir cargando la cruz»…. Siento que en estos 30 días he crecido más que todos los años en colegio de monjas…(sin ofender).

    Shalom

  2. Anabell Salmerón García

    Shalom querido Rabino Daniel, gracias gracias gracias, por tan bellos regalos, por los ejercicios, por tan bella explicación llena de bondad, estoy haciendo mis ejercicios y ya encontré mis porqués!!! , Ahora voy con YA NO MAS. Shalom shalom.

  3. Es muy importante la sefira «Guevura de Hod» porque las personas a veces creemos y digo así y no que las personas creen porque me abstraeria yo , que los límites son falta de amor ,por ejemplo no me ayuda no me ama y no es así.

  4. Me ha encantado la práctica de hoy… sólo por mi experiencia personal y tal vez ‘ayudando’ a otras personas, a veces el ‘para siempre’, ‘nunca más’, puede sonar muy taxativo e intimidar a quien tiene que hacer la corrección. Tal vez sea una alternativa ese objetivo final delimitarlo en objetivos parciales que ayuden a la persona a alcanzar su propósito de aprendizaje.

    También, en mi modesta opinión, la diferencia entre admisión -aceptación- y resignación o victimismo, que ya se puede entender perfectamente en la reflexión de hoy.

    Muchas gracias, Shalom y un cálido abrazo!

  5. Gracias Rab Daniel, poder escribir y repetir NO MAS …. Selah !!!!se siente delicioso n el alma, siempre quise saber qué es Selah y que gran expresión Selah….hermosa rectificación, muy agradecida al Eterno por Ud y DAAT MIKRA
    Shalom

  6. Shalom Rab…estoy haciendo la cuenta omer y me ha encantado si he visto cambios ha sido de bendición.
    Una pregunta ..despues q termine esta temporada puedo seguir haciendo la cuenta omer en otros momentos o sólo sirve para esta temporada? Gracias.

  7. Shalom Rab Daniel
    Ciertamente que nos falta Gevará para apartarse de situaciones que no son edificantes a nuestra vida.
    Estas enseñanzas lo que nos han llevado a ver que nuestro carácter necesita mucha rectificación.
    Gracias Rab por la transferencia de conocimiento 🙋‍♀️🙋‍♀️🙋‍♀️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REUNIÓN INFORMATIVA

INSCRIPCIÓN

SEMINARIO ONLINE 04 DE JUNIO

REUNIÓN INFORMATIVA

REUNIÓN INFORMATIVA