Hod - Seguridad

Cuando tu Sefirá más dominante es Hod, tu necesidad más básica es la de sentir seguridad y confort.

Empezaremos entendiendo las consecuencias negativas que puede tener esta necesidad cuando no la usamos correctamente, pero ¡no te desanimes! Pues más abajo tendrás también las respuestas de como usarla para sacar lo mejor de tí.

Cuando esta necesidad no esta rectificada y nos domina las consecuencias más frecuentes son:

  • La preocupación por lo que pueda pasar en el futuro.
  • La necesidad de tenerlo todo bajo control.
  • La falta de flexibilidad a los cambios que se presentan en la vida
  • La falta de aceptación del dolor.
  • No querer actuar por el miedo a que no te salgan bien las cosas.
  • El encerrarte en tus propios problemas y dificultades.
  • La sobreprotección de tus seres cercanos.
  • Puedes experimentar miedo, preocupación y estrés frecuentemente.
  • Puedes conformarte con lo que tienes y no ir a más.
  • Sentimiento de inferioridad y falta de confianza en uno mismo.

Tu peor enemigo suele ser el miedo. El miedo fortalece tu sensación de seguridad, pues te impide exponerte a lo desconocido, por eso es que puedes haberlo adaptado hasta ahora. Una creencia oculta dentro de tí, podria ser por ejemplo: «Si tengo miedo, prevengo los peligros». Al ser así, sin darte cuenta, puedes estar alimentando esta creencia a diario, buscando razones para sentir que realmente este mundo es un lugar peligroso. Si te gustan los telediarios, dramas, etc. esta puede ser la causa. Obviamente todo esto es un ciclo completamente inconsciente.

Otro efecto de que tu Sefirá de Hod no esté rectificada, puede ser la necesidad continua de vivir en tus pensamientos y en tu mundo intelectual, huyendo de los sentimientos los cuales suelen ser variables y a veces dolorosos. En su extremo esto puede llevar a pensamientos obsesivos/compulsivos.

Por otro lado, cada necesidad es la fuente de energía, para llevarte a sacar lo mejor de tí mismo, por eso no te desanimes si te has sentido identificado con alguno de los puntos mencionados, siempre la Luz es mayor que la oscuridad, y lo que te aportará esta necesidad es mucho más de lo que te pueda afectar para mal.

Cuando esta necesidad está rectificada y la usamos para nuestro crecimiento, las consecuencias son:

  • Sabes conformarte con lo que tienes y llenarte de gratitud por ello.
  • Se puede confiar en ti.
  • Eres una persona estable y constante.
  • El ordén y la limpieza.
  • La gente se siente cómoda en tu compañía.
  • Sueles prestar atención de tus estados internos.
  • Eres bueno organizando proyectos.
  • Encuentras soluciones incluso a los detalles más pequeños.
  • Se puede profundizar contigo en las relaciones de amistad y amor.
  • Siempre proteges y te preocupas de los demás.

Tus mejores amigos en este camino de crecimiento personal deben ser: La positividad, la gratitud y la Fé.

Tu habilidad para estar contento con lo que tienes y no buscar más se tiene que expresar con un sentimiento de gratitud. Esto sustituirá el miedo y el estrés.

Cuando te des cuenta de lo afortunado que eres por lo que ya se te ha dado, reforzarás el sentimiento que la Divinidad está a tu favor, y que tu vida es maravillosa.

Esto a su vez te llevará a sentirte seguro. Si te ha ido bien hasta aquí, así seguirá siendo. Es cierto que a todos nos ocurren cosas positivas y cosas negativas, sin embargo, algunos deciden optar por ser positivos y otros por ser negativos. Todo depende de tu enfoque.

Cuando necesitas seguridad y tienes miedo, es porque te estás enfocando en lo negativo que podría pasar, quizas por enfocarte en una experiencia negativa del pasado. ¡Cambia tu enfoque! Mira lo bueno de todo, incluso de lo negativo! Pregúntate: ¿Qué pude aprender de esa experiencia? ¿Qué consecuencias positivas tuvo a la larga? Mira siempre el lado bueno y agradece por ello. Eso cambiará tu manera de ver el mundo, te llenará de fe y podrás vivir en el presente sin temerle al futuro.

Empieza tus días agradeciendo por las cosas más simples y básicas: Tu familia, tu casa, tu ropa, la brisa en tu rostro, el sol que calienta, la habilidad de ver, de moverse… Hay un sin fin de cosas por las que podemos agradecer.

El reflejo automático del cuerpo a la falta de seguridad es cortar tu respiración, por lo cual, respira profundamente todos los dias durante un minuto, sentirás una sensación maravillosa.

Poco a poco el ver la Fe te permitirá desarrollar coraje y te permitirá actuar aun siendo precavido.

¿Todavía no has hecho el test para descubrir qué Sefirot condicionan tu vida? Hazlo aquí:

REUNIÓN INFORMATIVA

INSCRIPCIÓN

SEMINARIO ONLINE 04 DE JUNIO

REUNIÓN INFORMATIVA

REUNIÓN INFORMATIVA