Día 21. Maljut de Tiferet

¡Shalom a todos! Bienvenidos a este proyecto «49 días para rectificar tus Sefirot»

Nos encontramos en el día veintiuno del Omer, lo cual son tres semanas y estamos en la Sefirá de Maljut de Tiferet, la última de las Sefirot y la Sefirá que completa la rectificación de la Sefirá de Tiferet.

La rectificación de hoy es muy importante, la Sefirá de Maljut, la general y la particular en cada una de las Sefirot es aquella conexión con la tierra, aquella conexión con el mundo real es por eso que se dice que la Sefirá de Maljut tiene la fuerza o el poder de la expresión.

Expresa en el mundo de la acción todas las ideas, todo lo ideal que hay en las Sefirot, es por eso que Maljut es llamada «Erets», es decir, tierra, es por eso también que hacemos una equivalencia entre las Sefirot y los mundos, cosa que no hemos estudiado aquí, pero en resumen la Sefirá de Maljut equivale al último de los mundos, al más bajo de los mundos, que es el mundo de Asiyá, el mundo de la acción.

Es por eso que Maljut es llamada Shejiná, que es la Presencia Divina, si vemos todas las Sefirot como una expresión Divina, aquella que hace que toda la revelación Divina se pueda palpar en el mundo físico, es la Maljut, la Shejiná.

Por eso también dijimos que Maljut es llamada «Torá Shebealpé», la Torá Oral que es aquella que nos habla de cómo poner en práctica todas las ideas que vemos en la Torá Escrita, la Torá de Tiferet.

Ya dijimos que en la Torá Escrita están las ideas morales, espirituales, los mensajes divinos, es por eso que mientras que Maljut es llamada Erets, tierra, Tiferet es llamada Shamayim, cielo. El cielo en la Torá, representa el mundo de lo ideal y Maljut, la tierra, representa el mundo de lo real. Así pues, cuando hablamos de Maljut de Tiferet, hablamos de la expresión en el mundo práctico, en el mundo real de todas las ideas que hay en Shamayim, en el cielo, en Tiferet.

Por eso considero que la rectificación de Maljut de Tiferet es una de las rectificaciones más importantes que hay, puedo decir incluso que la rectificación de Maljut en todas las Sefirot, sería la rectificación más importante que hay.

¿Por qué? Porque corremos el peligro que nuestro mundo ideal, nuestro mundo de conceptos ideales nunca sea parte de nuestra realidad y estemos viviendo como una especie de esquizofrenia existencial, en la cual tenemos ciertos ideales pero en el mundo real no los conseguimos aplicar y expresar nunca.

Una vez tuve la oportunidad de hablar con alguien que me dijo que estaba dispuesto a ir a una manifestación en contra de la intolerancia religiosa que hay en Jerusalén, le pregunté porqué era de su interés ir a una manifestación así, qué le importaba. Empezó a darme una clase de ética y de moral, de cómo el mundo tendría que verse, de cómo todos tendríamos que amarnos, respetarnos, no importa cuál sea la opinión del otro. Tenemos que amarnos, tenemos que respetarnos.

Cuando esa persona terminó de hablar, realmente dije «¡Wow, qué persona, con qué ojos de amor, con qué ojos de esperanza, con qué ojos de comprensión y respeto ve el mundo!», esta es una persona de la cual yo tengo que aprender.

No pasaron unos minutos cuando me enteré de que esa persona hace trece años no habla con su propia madre, obviamente por diferencias de opinión, entre otras religiones; eso es muy fácil, decir que debemos respetarnos y hablarnos.

Pero ¿Qué pasa cuando tus ideales llegan a la práctica y tu propia madre no concuerda con tus ideales? Allí ya no es lo mismo, allí ya vienen trece años de pelea, con la persona que te dio la vida.

¿Queréis ir a un caso mucho más famoso? Seguro que todos conocéis las canciones que fueron el símbolo de la paz y el amor en el mundo, cuando yo era pequeño y fui a un colegio en España, nos ponían siempre en el día de la paz, la canción «Imagine all the people living for today» y otro tipo de canciones de ese mismo sujeto que proclamaba la paz por todo el mundo.

¡Qué bonita canción! ¿Verdad? Bueno, el problema es cuando salieron las crónicas de la mujer de este sujeto, donde ella declaraba todos los abusos, todas las agresiones físicas que había recibido por aquel hombre que se convirtió en el símbolo de la paz mundial.

Qué fácil es componer una canción acerca de la paz, qué fácil es hacer reivindicaciones públicas donde todo el mundo verá que somos personas tan morales pero qué difícil es serlo con nuestros seres más próximos en la intimidad donde nadie sabe lo que nosotros hacemos. Donde los impulsos nos impulsan a otras cosas que nuestros ideales.

¿Cómo podemos rectificar esa distancia entre el cielo y la tierra, nuestro cielo y nuestra tierra, nuestro Tiferet y nuestra Maljut, nuestro mundo de ideales, nuestro mundo de Emet, de verdad y nuestro mundo de acción, nuestra realidad, nuestra expresión en el mundo físico?

Se trata de rectificar Maljut de Tiferet, la expresión en el mundo real de nuestra verdad, de nuestros ideales, de nuestro cielo.

¿Cómo empezamos a hacer esto? Bueno, te lo voy a poner en un cuento que uno de los grandes Rebes Jasídicos y Sabios de la Cabalá dijo de sí mismo, dijo que cuando era joven quería cambiar el mundo, luego más adelante entendió que todo el mundo no lo podría cambiar pero que sí podría cambiar su país, luego pensó que quizás su país era demasiado y quiso cambiar su ciudad.

Bueno, su ciudad también era demasiado, así que solamente la zona donde él vivía, luego pensó que también la zona donde él vivía quizás fuera demasiado y quiso cambiar su comunidad, luego de ver que su comunidad tampoco la podía cambiar, quiso cambiar entonces su familia y luego entendió que lo que tiene que cambiar no es a los demás sino a sí mismo.

Solo empezando por cambiar nuestro mundo interior, entonces es que podremos tener influencia sobre otros. Las palabras se las lleva el viento.

A nivel práctico, podemos buscar un espejo, no en vano Maljut es llamada espejo, para rectificar Maljut necesitamos tener buenos espejos. ¿Quiénes son nuestros espejos? Son nuestro entorno.

Así pues, como ejercicio puedes preguntar hoy a tres personas o cómo mínimo una, pero cuántas más hagas mejor: «¿Qué piensan que es más urgente para ti mejorar como persona?»

Es un ejercicio que requiere mucha humildad, que también es Maljut, ya explicamos en otras ocasiones que la humildad equivale a Maljut, así que ten el corazón abierto, ten humildad y cuando el espejo te refleje lo que tengas que mejorar empieza simplemente a decidirte que vas a cambiar todas estas cosas.

En el Salmo 67 hoy rectificamos la palabra: «Viranenú» y canten. Ya dijimos que la Rinat, es un canto extático que realmente expresa las emociones y el estado en el cual tú estás dentro, en tu mundo interior.

Un canto elegante puede de alguna manera engañar pero un canto extático que sale de allí, de lo más profundo de ti, tu energía, tu emoción no pueden engañar.

De nuevo, canten no solamente un canto sino una Rinat, que en la expresión salga tu mundo interior, tal como hemos dicho hoy, que se unan Tiferet y Maljut .

Y en el Ana Bejoaj de hoy no tenemos una palabra, estamos en el final del tercer verso y nos encontramos con el nombre «Nun נ, Guímel ג, Dalet ד, Yud י, Jaf כ, Shin ש», es el nombre que equilibra la Sefirá de Tiferet.

El primer verso del Ana Bejoaj equivale a Jesed, el segundo a Guevurá y éste a Tiferet. Así pues, damos por terminada la Sefirá de Tiferet, meditando en este nombre, pensando en él y pidiendo al Creador que nos ayude a rectificar la Sefirá de Tiferet, que nos deje tener un equilibrio, que nos deje alcanzar la verdad, que nos deje interiorizar la Torá y conectarnos a Él.

Y con esto terminamos, nos encontramos mañana con una nueva Sefirá.

¡Shalom!

35 comentarios en “Día 21. Maljut de Tiferet”

    1. En algunos momentos de la vida. En situaciones que podríamos decir que eran de difícil solución….. cuando estás desesperado y no sabes que hacer ni contigo ni con lo que te rodea…. siempre no se porque me he dirigido al espejo del baño (supongo porque era el único que podías cerrar la puerta y estar a solas) y le he dicho a mi imagen. SE ACABO. Y si..,. Cambie de dirección. Después de leer que Maljut es llamado Espejo he recordado. Saludos. Gracias

      1. Gracias por compartir tu experiencia con Nosotros, nos alegramos muchísimo por el cambio de dirección y te admiramos por la capacidad de recibir y actuar.
        Shalom!

  1. Shalom Rab Daniel

    Gracias por su gran bondad de las enseñanzas que nos edifican y que también nos exhortan a cambiar en nuestra manera de manifestar nuestro carácter, Gracias a Hashem por la revelación de estos tesoros que a través de Cabalá Coach han llegado a mi vida.

    Que Dios en su amor el Ein Sof sea cada día mostrando y manifestando su inmensa bondad sobre su vida y la de su familia Rab Daniel. Desde Ecuador 🇪🇨 un fuerte abrazob

  2. Infinitas gracias por tan dedicado, minucioso y juicioso proceso que usted Rabino y su equipo están ayudándonos a llevar acabo con ésta la cuenta del Ómer.
    Debo aceptar que no es un ejercicio fácil, entre otras cosas porque se necesita mantenerse vigilante de cada momento del día, o al menos de las situaciones que pareciendo más sutiles podrían estar confrontándonos sin darnos cuenta.
    Otra vez, gracias!

    1. Anabell Salmerón García

      Querido Rabino Daniel, me encantó!! El ejercicio porque creo que es el punto clave donde tengo que aceptar con humildad lo que me digan que debo de cambiar, y es que es lo que en general la gente percibe de nosotros, y muchas veces nosotros lo disfrazamos, a mí ya mi ya me han dicho varias veces algo de lo que tengo que cambiar, y yo lo puedo notar, voy a pensar como suavizar esa parte que muchos ven como sería enojona jajaja, enérgica, etc.
      Y también buscar buenos espejos, y considero quitar los que no me gustan, lo malones que luego son gente muy allegada.
      Shalom!

  3. Nelson Arroyo Diaz

    ¡Excelente! Muchísimas gracias. Me uno tarde en este proyecto pero no me quiero perder el resto de sus escritos durante el conteo del omer.

  4. No puedo cambiar mi entorno sino cambio yo.
    Debo reparar o cambiar mi interior para que mi percepción de lo exterior cambie. Y sea coherente con lo que digo y hago.

    1. Shalom, de «corazón abierto» wow, cuánto necesito rectificar, para que no haya brecha entre mi mundo ideal y el real, siempre me consideré muy justa, las injusticias me duelen, pero hoy me di cuenta, que no soy tannn justa, el verdadero camino es «achicar lo que pienso con lo que hago“ y debo realmente trabajar mucho en esto!! Ay querido rab, cuántas rectificaciones se puede hacer?? Cuántas imperfecciones, solo con la ayuda del Eterno y en el estudio minucioso y significativo de la Torá, me llevará a mejorar con humildad!! Agradecida rab porque cada día es una perla de sabiduría que le agrega a mi vida!! El curso de hebreo y esto me llenan de VIDA!!

      1. Enhorabuena!!!
        No debemos buscar ser perfectos sino perfeccionarnos cada día.
        Siempre que podamos rectificar algo es señal que tenemos la dicha de poder perfeccionarnos. Perfecto solo es Dios. Un saludo y gracias por su sinceridad.
        Shalom!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REUNIÓN INFORMATIVA

INSCRIPCIÓN

SEMINARIO ONLINE 04 DE JUNIO

REUNIÓN INFORMATIVA

REUNIÓN INFORMATIVA