Día 26. Hod de Netsaj

¡Shalom! Bienvenidos a un día más de rectificación en estos 49 días para rectificar tus Sefirot.

Hemos contado veintiséis días del Omer, que son tres semanas y cinco días. Así pues, nos encontramos en la Sefirá de Hod de Netsaj. Ya hemos dicho tantas veces que si Netsaj es el progreso, Hod es todo lo contrario, es ese movimiento de admisión y de agradecimiento por lo que ya hay, Hod no necesita avanzar para ver la belleza, para ver el Hod, que significa esplendor o belleza.

Ya estuvimos hablando que todo progreso necesita un equilibrio y Hod es lo que nos va a dar más equilibrio en nuestro progreso y es que hay un progreso que se da a través de no progresar. Quiero explicar esto, hay un progreso que se da en la aceptación de que no avanzo, hay un progreso que se da en la aceptación y en la admisión que no todo depende de mí.

Cuántas personas cuando empezó el año 2020 tenían muchísimos objetivos, muchísimas metas, incluso muchos de ellos seguramente fueron a seminarios de crecimiento personal donde les hicieron escribir metas en papeles y gritaron todos juntos lo vamos a conseguir, somos poderosos, somos imparables y de repente un microscópico virus paró el mundo y todos esos poderosos en imparables se quedaron frustrados en sus casas sin poder ni siquiera salir de ellas para poder cumplir esos objetivos que se habían propuesto.

Y es que a veces el Creador nos abre la pista para poder avanzar y poder progresar, nos abre el grifo de la bendición y nos dice avanza, sigue adelante, conquista más, un paso más adelante, sin embargo, tenemos que ser conscientes de que a veces lo cierra y dice ahora para tu bien, por tu bien no quiero que sigas avanzando por ahí.

Y allí el verdadero progreso es un movimiento totalmente contrario al progreso, es la aceptación y la admisión, solo con esto podrás progresar.

Déjame ponerte un ejemplo, porque Hod significa aceptación y admisión como ya sabes, pero vamos a por el ejemplo: Muchos han sido los negocios en este año de coronavirus que han tenido que cerrar y no han podido seguir avanzando y mucha es la gente que se ha quedado sin sus negocios y no han podido hacer nada más.

No quiero culpar a nadie y mucho menos juzgar porque cada caso es distinto, pero yo personalmente conozco casos de gente que habían empezado algo y por no admitir y estar cerrados en lo que ellos pensaban que tenía que ser su progreso, simplemente no han podido avanzar.

Otros, como es mi caso personal, admitieron y aceptaron desde el principio que hay alguien por encima de nosotros que decide las cosas y está haciendo las cosas no como nos habíamos planteado nosotros los seres humanos antes.

Bien no pasa nada, aceptamos e incluso agradecemos por ello. Ese es el verdadero Hod y cuando uno está en aceptación con la realidad, entonces encuentra maneras creativas para progresar, pero en acorde a lo que está ocurriendo, acorde a la situación, no acorde a un progreso que yo he soñado y me he inventado que tengo que llegar allí.

Si bien nosotros nos hemos propuesto metas en Netsaj de Netsaj eso no significa en absoluto que pensemos que solo éstas tienen que prevalecer y ya está, que yo puedo decidirlo todo. No, aún la mano del Creador está por encima de nuestras propias decisiones para hacer cambios a nivel internacional o nacional o familiar, incluso personal muchas veces y siempre, siempre para nuestro bien.

Así pues, en cada progreso tiene que haber un grado de aceptación muy presente y patente en ese mismo progreso, no podemos estar avanzando y golpeando nuestras cabezas contra una pared y pensando que una y otra vez que al final la pared se caerá. Bueno, puede ser que lo que se dañe sea la cabeza antes que la pared. Así es que debemos tener muchísimo cuidado con eso.

Para tener Hod de Netsaj bien despierto, bien arraigado, bien rectificado tenemos que aprender a decir “gracias por las dificultades que vienen en mis progresos”, no son agradables las dificultades, pero no porque no sean agradables, a primera instancia, nosotros tenemos que declararlas enemigas y malas, no, muchas veces vienen para nuestro bien.

Así es que lo primero que debemos hacer, cuando viene un obstáculo, es darle gracias al Creador y reconocer que los obstáculos no vienen de la nada, vienen del Creador y para nuestro bien. “Gracias porque esto viene de ti y es para mi bien” son tres cosas que tenemos que acostumbrarnos a hacer ante todas las dificultades que vienen a obstaculizarnos en nuestro progreso. “Gracias porque vienen de ti” si te fijas es agradecimiento y admisión, “para mi bien” y allí se revela la belleza, los tres significados de Hod, gracias, admisión y belleza. Eso se traduce como dar las gracias al Creador, admitir que viene de Él y admitir que es para mi bien, para mi esplendor, para mi Hod.

Así pues, esta es la parte práctica en cada dificultad que te encuentres en tu progreso, tienes que hacer estas tres cosas, dar estos tres pasos: agradecimiento, admisión y belleza.

Y allí se conecta la palabra del Salmo 67 que es: “Mishor” que significa con rectitud, viene de la palabra “Yashar”. Dijimos: “que juzga a los pueblos con rectitud” porque reconocemos que todo lo que hace es recto, como dice la Torá Tzadik veyashar Hu, justo y recto es Él, nada torcido viene de arriba para nuestras vidas.

Nosotros lo vemos torcido porque es nuestra percepción, pero en realidad cuando veamos el final veremos que esto es algo maravilloso. El árbol no sabe cuándo le cortan, que esos cortes dolorosos un día será una maravillosa mesa, de la misma manera nosotros no somos conscientes pero tenemos que saber «kitishpot amim mishor», juzgará las naciones con justicia y ponemos la kavaná, la intención en la palabra “Mishor” conectando con este concepto y ¿cuándo tenemos que hacer esto? Tamid, ¿cuándo esto es así como nosotros lo decimos? Tamid, que significa siempre.

Y es la palabra del Ana Bejoaj que dijimos: “Rajmei tzitkateja tamid gomlem”, las misericordias de tu justicia o tu caridad siempre dales, siempre otórgales. Porque las bondades del Creador no vienen a veces , vienen siempre, siempre la bondad está dispuesta para nosotros del Creador en todos los momentos de nuestra vida.

Y hasta aquí la rectificación de Hod de Netsaj.

¡Shalom!

28 comentarios en “Día 26. Hod de Netsaj”

  1. Anabell Salmerón García

    Querido Rabino, que bella enseñanza, dar gracias a Dios por todo lo bueno y lo que parece no bueno para nosotros, porque todo Él es rectitud, bondad y misericordia. Desde que aprendí esté precepto, ya no me.preocupo tanto por las cosas del día a dia, me siento más tranquila, y le pido a Dios me guíe, me de fuerza y valor para decidir lo correcto en mi vida, y así poder seguir estudiando por el camino de la verdad.
    Gracias querido Rab. Daniel que Dios le cuide mucho. Shalom.

  2. Antes de haber escuchado el audio, estuve pensando durante el dia en la palabra GRATITUD, y que bella sorpresa cuando lo escuché rab, dar gracias, aceptar y ver la belleza de cuando las cosas salen bien, cuando no tan bien y cuando salen mal, todo es propósito de nuestro Creador!! En sintesis: Ein old milvató(creo que se escribe así) No existe nada fuera de Él, lo que lo escuché una vez de ud, confirmo una vez más que este proyecto es un mimo al alma!! Y si, veo pequeños progresos en mi vida espiritual, área que quiero priorizar!! Shalom y gracias siempre!

    1. Gracias apreciado Rabino, excelente. Me he dado cuenta solo en un dia, cuantas cosas planeo hacer y por «alguna»razon no puedo llevarlas a cabo, y en su lugar aparece algo mas que si debo hacer? Asi, cada actividad la encomiendo al.Creador, sea jardineria, pintura, cocina, compras…o leer mi Tora estudiar el hebreo…no se, ahora que escribo pienso que no tengo el orden debido, primero leer en mi Tora -que me ha agrado mucho, disfruto leyendo el hebreo segun la fonetica en español- y al final lo demas. Y termino pues escribiendo las maravillas de Hashem en mi vida, son tantas y tan maravillosas que no teeminaria! Shalom a todos.

  3. Gracias porque Por siempre es amor, misericordia y bendiciones del Abba Eterno.
    Gracias por compartir este dia Sefira Haomer de Hod en Nesaj

      1. Anabell Salmerón García

        Querido Rabino Daniel, que bien me hace saber una vez más, confirmar que Dios está en todo, que sus caminos son rectos y bondadosos y que de el cielo sólo vienen hacia nosotros cosas buenas, aunque esté pasando por momentos difíciles que me ponen triste y me hacen llorar, se que son para mí bien, y voy a esperar a ver la bondad de Dios en todo esto.
        Gracias querido muy querido Rabino. Shalom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REUNIÓN INFORMATIVA

INSCRIPCIÓN

SEMINARIO ONLINE 04 DE JUNIO

REUNIÓN INFORMATIVA

REUNIÓN INFORMATIVA