Día 31. Tiferet de Hod

Shalom a todos, bienvenidos a una reflexión más en los «49 días para rectificar tus Sefirot».

Nos encontramos en el día treinta y uno del Omer, por lo tanto, tenemos cuatro semanas y tres días. Estamos rectificando la Sefirá de Tiferet de Hod. En estos últimos días que hemos empezado a trabajar la Sefirá de Hod, hemos trabajado con la admisión, con la aceptación, con el agradecimiento, con el ver lo que ya hay.

Hoy pasamos a un siguiente nivel, en cuanto a la aceptación, es el nivel de Tiferet ¿Qué quiere decir el nivel de Tiferet? Dijimos que la Sefirá de Tiferet es llamada Emet, verdad. La verdad es muy necesaria en Hod, uno puede admitir y agradecer, pero realmente en lo más profundo de su ser, no admite, no agradece por lo que está pasando.

Muchas veces, varios maestros espirituales nos invitan incluso a agradecer por los momentos difíciles por los cuales pasamos y nosotros lo hacemos como loros, pero esto se queda de nuestra boca hacia afuera, el corazón no se une al agradecimiento y el agradecimiento no es verdadero. No hay Tiferet de Hod, hay Hod pero sin Tiferet. Y cuando hay Hod sin Tiferet, al final éste tampoco estará equilibrado, porque Tiferet es el equilibrio, tampoco tendrá influencia, Tiferet es la Sefirá de la influencia, por eso está en el medio, la columna de la influencia.

Ya sé lo que estarás pensando, estarás diciendo: «¿Cómo pretendes que yo pueda estar agradeciendo de verdad por algo que me cuesta y es difícil? ¿Cómo pretendes que yo admita y acepte de todo corazón situaciones tan difíciles? ¿No es suficiente con que diga que lo acepto? ¿Cómo puedes exigir de mí tanto?

Y la verdad es que no estoy exigiendo tanto de ti. Quiero darte un ejercicio para ayudarte y quiero que entiendas este principio para enseñarte cómo puedes llegar a Tiferet de Hod. Hay una frase que a mí me gusta mucho, que los Sabios dicen «Aunque uno haga algo, no en aras de la misma cosa, es decir, sin un motivo correcto y tenga otros motivos extraños, dicen los Sabios, sigue haciéndolo», porque empiezas con los motivos incorrectos, pero poco a poco tendrás y llegarás, alcanzarás los motivos correctos.

Eso es con la condición, dicen los Sabios, que quieres llegar a los motivos correctos, pero no puedes, como me estáis diciendo ahora, es decir, quiero aceptar mi situación, quiero agradecer por mis dificultades, simplemente no puedo es superior a mí. Bueno, empieza agradeciendo, incluso, no de todo corazón, incluso, como dicen los Sabios si no lo estás haciendo Lishmá, con todos los motivos superiores, sino que lo estás haciendo porque te lo han dicho o lo estás haciendo porque estás probando algo más para ver si funciona o porque quieres sentirte bien o porque otros lo hacen.

Si cumples con la condición de que realmente quieres llegar allí, quieres llegar al Lishmá, quieres llegar a hacerlo en aras del Cielo, en aras de su motivo más supremo. Entonces ese comienzo Sheló Lishmá, con motivos extraños, terminará siendo un acto con los motivos más superiores. En inglés decimos: Fake it until you make it, es decir, hazlo de manera fake, incluso podríamos decir, haciéndolo «como si» hasta que lo hagas de verdad.

Con esto no estoy diciendo que alguien haga las cosas con motivos negativos y que al final va a llegar a los motivos correctos, no es así, estoy hablando de alguien que hace con motivos no adecuados, pero porque no puede y quiere-desea llegar a los adecuados. Entonces ese deseo le va a llevar allí, aunque ahora al principio lo haga con motivos no adecuados. No estoy hablando de alguien que tiene motivos no adecuados y no quiere llegar a los motivos adecuados, tiene intereses personales, que al final esos intereses le van a mantener siempre en el mismo lugar, aunque lo haga miles de veces.

Así pues, antes de llegar a la expresión máxima de la aceptación, donde también aceptaremos cosas que son difíciles para nosotros, que nos cuestan y lo queremos hacer desde el mejor lugar, hoy vamos a empezar a activar el Tiferet, activar la verdad. ¿Cómo lo vamos a hacer? Haciéndolo, incluso, que no sea verdadero, sabiendo que queremos llegar allí.

Quiero que hagas el siguiente ejercicio, escribe las tres situaciones más difíciles en tu vida y des gracias al Creador por ellas, durante tres minutos cada uno, en total nueve minutos. Durante tres minutos apártate y di: esto es lo que ocurrió, Creador del mundo y te doy gracias porque sé que hay algo bueno detrás de ello, te doy gracias porque sé que también esto es para mi bien, porque sé que de esto van a salir cosas buenas, aunque yo no las estoy sabiendo ver ni las estoy sabiendo revelar.

¿Qué pasa si no lo haces de corazón? No pasa nada, porque hoy estamos haciendo este ejercicio de «Mitoj sheló lishmá balishmá», Fake it, until you make it y con el hecho de repetir una y otra vez durante tres minutos lo mismo, cada vez vas a ver que esto se va haciendo más y más profundo.

Va saliendo de un lugar más profundo de ti, hasta que llegues a ese lugar. Así durante nueve minutos vas a ver una gran diferencia, obviamente, que este es un ejercicio que deberíamos hacer todos los días, pero ya sabemos que en Omer hay algo que, si hacemos esto en el día concreto, de Tiferet de Hod, vamos a tener mucho provecho de ello, después también durante todo el año, porque estos días son como raíz para el resto de los días del año.

En el Salmo 67, empezaremos ya el quinto verso, de nuevo nos encontramos con un verso que ya hemos estudiado «Te reconocerán los pueblos Dios, todos los pueblos te reconocerán» y nos encontramos con la palabra «Yoduja», te reconocerán y es justo lo que estamos haciendo hoy, reconocer al Ein Od Milvado, no hay otro fuera de Él, que todo lo que nos ha ocurrido viene de Él. Este reconocimiento es el trabajo de hoy, así es que tengamos la Kavaná, la intención en la palabra «Yoduja».

Y en el Ana Bejoaj nos encontramos con la palabra: «Beroj», que significa con tus muchas o por tus muchas, dice el verso: «Por tus muchas o con tus muchas bondades, conduce a tu congregación» y es que eso es algo que debemos tener en cuenta, a veces dicen Dios lo ha permitido, no, no solo que Dios lo haya permitido, sino que si lo ha permitido es porque mucho bien hay detrás de eso. No solo bueno, esto se puede arreglar, no, no, no, mucho bien hay detrás de todo eso, podríamos decir más, cuanto más mal veamos en la situación, más bien puede salir de allí, esto es un gran misterio.

Y con esto terminamos la reflexión de hoy, nos encontramos mañana.

¡Shalom!

24 comentarios en “Día 31. Tiferet de Hod”

  1. Boker Tov, hoy es una enseñanza muy fuerte, agradecer lo que nos duele, lo que nos enferma, pero seguiré su consejo y aplicaré el ejercicio, luego le contaré mis resultados, porque realmente este Proyecto, me ha fortificado y ayudado mucho!! Dios lo siga bendiciendo rab!! Shalom desde Uruguay

  2. Anabell Salmerón García

    Querido Rabino Daniel,
    He realizado el ejercicio de recordar tres cosas que para mí fueron muy difíciles de entender, fueron cosas nada buenas para mí vida, en ese momento, eso es lo que yo pensaba y sentía. Pero al realizar este ejercicio, no pensé que estuviera tan ciega de no ver las bondades de Dios, aquello que yo pensaba que había sido un gran obstáculo en mi vida, ahora son mi bendición, algo de lo más bello que tengo. Empecé a llorar, las emociones y pensamientos se encontraron, el antes y el ahora, avergonzada me sentí con Dios por no agradecer desde hace muchos años por lo bueno que fue eso para mí vida.
    Cuando no pude seguir mi carrera por lo lejos que me quedaba el plantel, me sentí frustrada por no poder seguir estudiando, y pensé que era el final de mi progreso.
    Cuando quede embarazada de mi novio, casi me cuelgan en mi casa, y ahora mi hijo es un gran hombre, estudioso educado, profesionista y ahora está en Japón haciendo el doctorado.
    Y cuando me case!!! Uff creo que estaba muy preocupada y confundida, mi novio ahora mi esposo, ha sido un buen compañero y seguimos juntos, esforzándome por un progreso en el camino de Dios.
    Y por último, Dios me ha regalado la oportunidad de estudiar, y con ayuda de Él, estoy por terminar mi licenciatura en Derecho.
    Gracias querido Rabino. Shalom

  3. Shalom apreciado Rabino, excelente ejercicio. Creo que a muchos nos puede pasar que hemos perdonado situaciones, las consideramos superadas, pero al hacer la practica yo por lo menos me doy cuenta que todavia me falta analizar y agradecer, porque es verdad que llegan cosas mejores una vez aceptamos, perdonamos, superamos agradecemos porque todo es para bien. Gracias de nuevo. Shalom.

  4. Buenos días!

    jajaj da risa! estos sube y baja de estados de ánimos! ayer liberada.. hoy volver a ver una cosa nueva más, con llantos pero bueno, si es para que ella se vuelva a Dios.

    Que así sea.

    Gracias

  5. Gracias Rab Daniel me encanta Hod de tiferet el agradecimiento es una herramienta hermosa que nos ayuda a liberar situaciones.

    Es verdad que a veces se hace hasta con dolor por tener que agradecer por las situaciones difíciles pero es una buena terapia nos falta todavía pero mil gracias porque estas enseñanzas nos ayudan a motivarnos

  6. Isabela ❤️🇮🇱

    Baruj HaShem ❤️
    Agradezcamos al Creador Bendito por aquello» aparentemente malo» si es cierto que no podemos entenderlo todo también es cierto que Síi podemos confiar y creer de que todo es para bien porque todo proviene de Él, nuestro Padre Bondadoso, Aquel que solo busca beneficiarnos
    Cuando existe una verdadera intención de acercarnos a nuestro Eterno Creador del cielo nos es enviada toda la ayuda amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REUNIÓN INFORMATIVA

INSCRIPCIÓN

SEMINARIO ONLINE 04 DE JUNIO

REUNIÓN INFORMATIVA

REUNIÓN INFORMATIVA