Día 34. Yesod de Hod

¡Shalom a todos! Bienvenidos a una rectificación más en estos «49 días para rectificar tus Sefirot»

Nos encontramos en el día treinta y cuatro del Omer, ayer estuvimos en Lag Baomer y fue Hod de Hod, hoy estamos en Yesod de Hod. Hoy trataremos de rectificar la Sefirá de Hod, desde el aspecto de la admisión, pero no es cualquier admisión, la Sefirá de Yesod representa el Emet.

Dicen los Sabios que el atributo interno de la Sefirá de Yesod es la verdad, el Emet, digamos que la verdad que encontramos en la Sefirá de Tiferet se convierte de alguna manera en el motor, en el impulso interno, en la fuerza interna que va a caracterizar después al Yesod. Dijimos que el Yesod es la fuerza de conexión, pues es la verdad, su amor por la verdad, que le va a hacer conectar con aquello a lo cual está conectando.

Así pues, digamos que en Yesod tenemos la conexión con la verdad, con el Emet y por otro lado tenemos en Hod la admisión. Esa voluntad de conectar con la verdad, nos lleva a una admisión correcta de la realidad, que va a rectificar nuestra relación con la misma. Se encuentra en el Yesod de Hod. Yesod por ser Emet, verdad y conexión y Hod por ser la admisión.

Todos y cada uno de nosotros, si queremos llegar al Tikun completo de nuestras Midot, tenemos que buscar conectar con la verdad y muchas veces éste será el único modo en el cual podamos vivir en una aceptación, en una admisión de la realidad.

Hoy en día, en el año 2021, en los tiempos que corren vivimos, en la mayoría de países, no en democracias exactamente, sino en «emocracias». Quiero decir que si te fijas, la mayoría de agendas políticas, están basadas en las emociones de un grupo de personas, «vamos a hacer tales leyes para que este grupo de personas no se ofenda tanto o no viva tan ofendido», «yo soy un buen político, porque me estoy ocupando de las emociones de tal grupo de personas», «estas personas se sienten así, por lo tanto merecen no pagar impuestos, o que se les de dinero o merecen la independencia», o cualquier otro aspecto, no me estoy refiriendo a uno específico.

El punto es que las agendas políticas se basan en emociones y no en la verdad de los hechos. Yo vivo en Israel y si preguntas a la mayoría de la gente que está tan infectada de las «emocracias», ¿a quién apoyas, a Israel o al pueblo Palestino?, ellos sin saber absolutamente nada, aquí no estoy haciendo apología del estado de Israel, en ningún aspecto, no me quiero meter en eso, no es el lugar, es el hecho, la mayoría de gente, como hay un grupo que se muestra como «el pobrecito, como el que está sufriendo», todos irán a su favor, no importan cuáles sean los hechos.

Si te fijas, las campañas a favor de algo ya no son objetivas, ya no hablan de ese mismo «algo», hablan de lo pobrecitos que será un grupo de personas, si no se acepta la idea de esa campaña, por ejemplo: el aborto, no se habla de él, del aborto en sí, sino lo pobrecitas que serán las mujeres si no se acepta el aborto y claro, como ahí se tocan las emociones, no importa la verdad del asunto.

Como las emociones son aceptadas, todo está permitido, claro que si estuvieran tan preocupados por la salud de la mujer, harían campañas más a favor de cómo evitar el cáncer de mama, que es la primera causa en muchos países y muertes de mujeres, pero eso no les importa tanto, la verdad.

Hasta aquí hemos de este hecho a nivel nacional, internacional, general, pero esto también ocurre y estamos infectados de esta manera de ver el mundo, de esta manera de pensar, también a nivel personal. También en nosotros existe esa falta de conexión con la verdad, que nos lleva a la falta de admisión.

Primero desconectamos con la verdad cuando nos hacemos las víctimas, estoy en la situación que estoy, por culpa de mi pareja, estoy en la situación que estoy, por culpa de mis padres, estoy en la situación que estoy, por culpa del gobierno, por culpa del país en el que vivo, es por ellos que yo no puedo hacer esto. Pero la verdad es, que personas en tu misma situación han conseguido algo muy distinto.

Esto no es algo matemático, que todos aquellos que los padres peleaban dos veces al día, entonces salen igual que ellos, el hombre no es un animal, el hombre no es algo que se pueda calcular de manera exacta y matemática.

¿Por qué no?, porque hay en él libertad, hay en él libre albedrío, para también en situaciones difíciles, no hacerse la víctima, sino tomar responsabilidad del estado en el que se encuentra.

No culpar a los demás, no dejarse guiar por emociones, que son cosas que van, vienen y ver la verdad subjetiva del asunto y decir «con todo y esto, es posible salir adelante», con todo y esto es posible, no solo salir adelante, sino hacer algo muy grande, porque mira tal persona lo hizo, tal persona fue maltratada por sus padres y ahora tiene una organización a favor de la protección de los niños y ahora es una de las personas que hablan ante miles de personas en el mundo y está ayudando a los demás y ha tomado su problema y lo ha convertido en una virtud.

¿Por qué yo estoy en mi casa encerrado con problemas de pareja?, ¿por qué yo estoy ahora repitiendo esos mismos patrones para con mis hijos?, ¿por qué?, porque aún estoy culpando a otros, en este caso del ejemplo a mis padres y pensando que todo es muy injusto y haciéndome la víctima y poniendo las emociones en primer plano y que sean ellas las que deciden lo que es verdad o no.

Porque como me siento mal, entonces la verdad es que soy una víctima y ellos son los culpables, en vez de verlo de manera objetiva y decir «yo puedo recuperar el poder, simplemente aceptando que está en mí la capacidad, con la ayuda del Creador, de salir adelante ante esta situación. Y esa es la verdad, la verdad es que mis padres no tienen la culpa, la verdad es que nadie más tiene la culpa, porque yo tengo la última palabra.

Y cuando uno vuelve a la verdad, entonces puede volver también a la admisión Yesod de Hod, primero la verdad y la conexión con la misma y no dejarse llevar por todo tipo de emociones pasajeras que van y vienen, luego llegas a la admisión, «sí admito que esto que me ha ocurrido es lo que me tendría que haber ocurrido para hacer el Tikun de mi alma y llegar a tal lugar que quiero llegar pero eso empieza con ver la verdad.

Creo que cada uno de nosotros tiene algo así en su vida, el ejercicio de hoy es ver ¿a quién estoy culpando de mi situación?

Escribir primero cuál es mi situación, qué emociones me despierta y ver a quién estoy culpando de la misma, ¿cuál es mi situación?, ¿qué emociones o qué estado personal me despierta? y ¿a quién estoy culpando de la misma?

Y ahora rectificar eso y entender que yo soy el máximo responsable por mi estado, que puedo elegir otra cosa y que el victimismo, el poner las emociones como el justificante de todo, no me va a ayudar en nada, no me va a sacar adelante.

En el Salmo 67 hoy encontramos la palabra: «Yoduja», te reconocerán, palabra que ya hemos encontrado muchas veces y no hace falta que diga, que te reconocerán, en el sentido de que entenderán que todo lo que les ha ocurrido es para su bien y tiene un motivo, las cosas no te ocurren a ti, sino que ocurren para ti, puedes aprovecharlas para sacar lo mejor de ello.

Y de nuevo, el reconocimiento nos llevará a lo que dice el Ana Bejoaj «Jasin Kadosh Berov Tuvja Nahel Adateja», lleno de piedad, Santo por tu mucha bondad conduce a tu congregación. Y es que la admisión y el amor por la verdad, hacen que congregaciones, que grupos de gente crezcan y prosperen de verdad, no las influencias de victimismo y las ‘emocracias’ como hemos visto.

Un saludo para todos y nos encontramos en la reflexión de mañana.

¡Shalom!

24 comentarios en “Día 34. Yesod de Hod”

  1. Buenas tardes
    Deseaba saber si Rabbi Daniel Chapan se encuentra bien, después de la noticia de la tragedia en Israel durante la celebración Lag Baomer….ruego al Eterno por su bienestar y por el de otros….
    Shalom aleichem
    Gianni

  2. Anabell Salmerón García

    Querido Rabino Daniel
    Cuánta verdad hay en lo que nos dice, en verdad yo le.agradezco profundamente a Dios, porque me siento muy bendecida por Él, en mi vida no he culpado a nadie por lo que me ha pasado, que en realidad han sido cosas no tan graves. Afortunada soy, y cada día le agradezco a Dios por todo lo que ha dado.
    Y sigo trabajando el proceso de aceptación. Shalom shalom

  3. Shalom Rabino, gracias! Le comparto que me ha servido mucho llevar esta cuenta del Omer.

    Hay gran sabiduría en la manera que usted lo está llevando.

    Que el Eterno lo Bendiga!

  4. Shalom muchas gracias y que Eterno Abba Kadosh sea fuerza y consuelo en este momento de tristeza, dolor y duelo en Israel y sea consuelo para familia de Israel .Oramos por amado Israel le amamos de corazon y verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REUNIÓN INFORMATIVA

INSCRIPCIÓN

SEMINARIO ONLINE 04 DE JUNIO

REUNIÓN INFORMATIVA

REUNIÓN INFORMATIVA