Día 35. Maljut de Hod

¡Shalom a todos! Bienvenidos a una rectificación más de estos «49 días para rectificar tus Sefirot»

Hoy contamos treinta y cinco días del Omer, ya son cinco semanas, por lo tanto terminamos de rectificar la Sefirá de Hod y estamos en Maljut de Hod.

Ya estuvimos diciendo que el atributo interno de la Sefirá de Maljut es la Shiflut, sería, de alguna manera, como la humildad y que Hod, la aceptación, la admisión, el agradecimiento por todas las situaciones por las que estamos pasando.

¿Qué tienen que ver la humildad con la aceptación?, pues mucho, obviamente y es que en verdad, la falta de aceptación por todo lo que hay, es totalmente lo contrario a la humildad, es el orgullo.

Vamos a poner un ejemplo, alguien está viajando hacia su trabajo y de repente se encuentra un atasco, lo primero que hace es entender que va a llegar tarde, eso obviamente, le molesta, ¿por qué le molesta, le hace enfadar y le pone de los nervios?, muy simple, porque él piensa que eso no tendría que ser así.

Es decir, él sabe cómo el mundo tendría que conducirse, él sería un buen dios para el mundo y sabe que esto es un fallo en la creación, no tendría que haber aquí ningún tipo de atasco, por eso es que se permite el lujo de no aceptar, de no admitir, no tener Hod y querer cambiar la situación.

Hasta aquí vamos bien, el problema es cuando tampoco puede cambiar la situación, lo que hace es frustrarse más, porque, obviamente, no tiene alas en el coche, aún no se han creado coches voladores, no creo que falte mucho pero aún no se han creado, entonces no puede hacer como en las películas, que el coche se eleve y vuele por encima del atasco o tampoco puede hacer que el atasco se disperse.

Entonces, su furia sube más y más, ¿por qué?, porque él sabe que ese atasco es un «bug», un error en la creación y aun así el atasco está delante de él, éste no tendría que estar allí y yo estoy tan enfadado de que esté delante mío.

Obviamente, esto es un orgullo oculto, que nosotros no nos damos cuenta de él.

El orgullo, en el cual nosotros sabemos cómo las cosas tendrían que ser. Esto no tendría que ser así, esa persona no me tendría que haber hablado así, yo no tendría que haber perdido ese papel importante, yo no tendría que haber pasado por lo que pasé, etc.

Sin embargo, la humildad nos lleva a la rectificación final de Hod, por eso es el Maljut de Hod, el paso final para la rectificación de Hod, por cuanto yo sé y estoy completamente seguro, que yo no sé lo que se necesita para el Tikun de mi alma, yo no sé lo que se necesita para el Tikun del mundo y hay alguien aquí el cual yo reconozco, Hod, admisión, que Él sí sabe más que yo, humildad, cómo las cosas tienen que darse.

Cuando yo adquiero humildad ante Dios, ante las leyes universales, ante la realidad, entonces necesito hacerlo a través de la humildad, lo contrario es orgullo, arrogancia.

El pensar que yo puedo cambiar la realidad es arrogancia. Es que en el fondo, el ser humano se cree un tipo de semidios, hay un orgullo oculto en el hombre, esto está expresado ya en el libro de Bereshit, el libro del Génesis, cuando la serpiente le dice a la mujer «seréis como Dios, si coméis de ese fruto» Y ella come.

Yo me imagino, que cuando dice que le dio al hombre, también le dijo, «mira, cuando comemos este fruto, seremos como Dios, ¡wow qué bueno!», y el hombre también se dio a esto, «ser como Dios», eso es algo que nosotros tenemos dentro, sería como una envidia, interna, muy profunda en el ser humano que envidia la plenitud, quiere alcanzarla y quiere hacerlo a toda costa.

A veces, eso es muy bueno, porque es lo que nos impulsa a querer unirnos a Dios y parecernos a Dios, lo cual es algo maravilloso y es el fin de la creación, el apego con el Creador pero a veces nos puede jugar malas pasadas, como en estos casos, en los cuales pensamos que sabemos dominar el mundo, más que Dios.

Hace muchos años cuando yo era pequeño, había una película que se llamaba «Como Dios» y la verdad no me acuerdo de ella, me olvidé totalmente pero me acuerdo solo de una cosa y es que cuando la persona intentaba ser Dios, las cosas salían muy mal y eso es algo que yo debo reconocer, Hod y agradecer, por cuanto yo no soy Dios.

Cuando yo me encuentro ante una situación difícil, digo: «Gracias Dios que tú eres el que lo controla todo y no soy yo el que tengo que controlarlo».

Un ejercicio de humildad es el de decir el Salmo 100, cada vez que tenemos una frustración, ante una situación difícil, si decimos el Salmo 100 qué bien, mejor y si no podemos decir el Salmo 100, porque no lo sabemos de memoria, podemos decir: «muchas gracias, por esto que está ocurriendo, aunque a mí no me guste».

¿Por qué?, porque yo no sé lo que es lo mejor para mí, yo pienso que lo sé pero yo no lo sé, admito, tengo la humildad de admitir: «yo no lo sé».

Un ejercicio muy fácil pero muy complicado a la vez, porque es llegar al atasco y acordarte de dar gracias por el atasco, aunque sabes que estás llegando tarde, aunque sabes que vas a recibir la penalización del jefe, de la empresa en la cual trabajas o cualquier otra cosa o que estás quedando mal con alguien, sabiendo aún todo esto, decir gracias es algo muy difícil.

Y éste es el ejercicio que vamos a hacer hoy, vamos a buscar algo que no nos está yendo como pensábamos y que nos gustaría que fuera distinto, quizás ya hay algo así en tu vida, quizás te levantes hoy solo, quizás te levantes hoy en un conflicto y tienes la oportunidad de decir: «Gracias por este conflicto, porque si tú lo has puesto en mi vida, eso es lo mejor para el Tikun de mi alma» y esta es la máxima aceptación.

Pasemos entonces al Salmo 67 donde tenemos la palabra: «Amim», otra vez, te reconozcan las naciones, los pueblos y es que éste será el Tikun de los pueblos, ese será el Tikun del mundo, cuando todos seamos capaces de reconocer.

«Ein Od Milvado», no hay otro fuera de Él y nos subyuguemos a la voluntad del Creador en todo.

Y después en el Ana Bejoaj hoy nos encontramos con el nombre כקבטנע (Jaf, Kuf, Bet, Tet, Nun, Ayin) que es el quinto nombre del Ana Bejoaj y el que pertenece a Hod, así pues, este nombre lo podemos meditar pidiéndole al Creador rectificar nuestra Sefirá de Hod y pidiéndole aceptar todo lo que venga a nuestra vida.

Con esto terminamos de rectificar la Sefirá de Hod.

Ya sabéis que los que estáis en el grupo de Telegram, recibiréis también información extra, si aún no estás apuntado, éste es el momento. Aquí tienes el link: https://t.me/cabalacoach

Nos encontramos la próxima semana, un saludo.

¡Shalom!

27 comentarios en “Día 35. Maljut de Hod”

  1. Gracias rab.por sus enseñanzas, voy a comenzar a leer el salmo 100, todos los días escucho los salmo 23, 91 y 121, en hebreo, recitado por ud.y traducido al español, en cabalá coach. Shalom

  2. Anabell Salmerón García

    Shalom querido Rabino Daniel ,
    Voy a pedir mucho al Creador por la enseñanza, por la humildad en Maljut, por no creerme superior a nadie y menos pensar que las cosas tendrían que ser como creo yo que deberían ser. Que Dios me ayude a conectar con la verdad eso le voy a pedir, para poder corregir mis sefirot.
    Shalom!!

  3. Gracias Padre Eterno por tanto que nos das sin ser merecedora de ello, gracias, gracias, Rabino Daniei que el Eterno lo Bendiga y prospere cómo prospera su alma.

    Shalom

  4. Buenos días, Rabino Daniel y todo el equipo de Cabalá Coach; gracias, muchas gracias por vuestras, enseñanzas, muchisimas gracias por tanto! .Por favor , podrían aclararme esto : en el quinto verso del ANA BEJOAJ, el quinto nombre , la primera letra es JAF o JET?… gracias, muchas gracias.

  5. Hermosa ensenanza Rabino Daniel, es de gran beneficio aceptar y con humildad, reconociendo que aunque difucil sera para bien, aunque en el momento no lo vemos. Shalom, mi eterno agradecimiento para Ud. Hashem lo guarde con su familia, amigos y equipo de trabajo.

  6. Muchas gracias Rab Daniel que Hashem lo bendiga siempre y a todo su equipo de trabajo

    Ciertamente está enseñanza me ha hecho entender y conocer que el ego que cada uno llevamos dentro no nos permite sentir a Dios dentro de nosotros y darle el lugar en nuestro corazón…

  7. Gracias por todas tus enseñanzas que hacen que me acerque cada vez mas al creador , entendiendo y a ceptando situaciones que no comprendia

  8. Shalom Rabbi Daniel,gracias por compartir esas ensenanza tan sabias que si duda al aprenderla y praticarlas podremos rectificar tantos errores que cometemos a diario por no saber actuar .gracias,Bendiciones.

  9. Gracias, por el bien que hace. Lo que más me gusta, es que usted guía, sin atacar tanto a las personas, Como sus credos. Guía,; ya cada cual elegirá su camino hacia al creador. Después de oír conceptos educados. Imagino el orgullo que eres para tu mamá, y familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REUNIÓN INFORMATIVA

INSCRIPCIÓN

SEMINARIO ONLINE 04 DE JUNIO

REUNIÓN INFORMATIVA

REUNIÓN INFORMATIVA