Día 36. Jesed de Yesod

¡Shalom! Bienvenidos a una reflexión más de estos «49 días para rectificar tus Sefirot»

Hoy contamos treinta y seis días del Omer, lo que significa que ya hemos contado cinco semanas y un día, es decir que estamos entrando ya en la sexta semana.

Y como estamos en una nueva semana, significa que estamos en una nueva Sefirá general, la primera semana el Jesed, la segunda Guevurá, la tercera Tiferet, la cuarta Netsaj, la quinta Hod, que terminamos ayer.

Hoy empezamos la semana del Yesod, los Sabios de la Cabalá nos dicen que esta semana es la más decisiva de todas y eso es por cuanto el Yesod es llamado en la Cabalá «Kol» que significa todo.

Pues, el Yesod de alguna manera, concentra en él todo lo que hay en las Sefirot superiores, Jesed, Guevurá, Tiferet, Netsaj y Hod. El que ve un árbol de las Sefirot, se puede fijar que al final todas esas Sefirot desencadenan en el Yesod, antes de que Yesod le de toda la luz a Maljut.

Así pues, por un lado, Yesod es la última parada de la luz , donde se reúne toda la luz, antes de salir a la práctica, a Maljut y por otro lado, Yesod es la base, el fundamento de todo el «Binyan» de todo el edificio, por eso es que la palabra Yesod significa fundamento o base.

El Yesod está representado por el órgano sexual en el cuerpo del hombre, por eso es que la Sefirá de Yesod es llamada también Brit, pacto y el nombre Divino, que representa el Yesod es el Shadai, que significa El Todopoderoso o El Todo Suficiente y es el nombre con el cual Dios hizo el pacto de la circuncisión con Abraham.

Porque el pacto, el fundamento, la base y el todo, se representa por el órgano sexual. Nos dice el libro del Zohar que aquél que sabe cuidar su Brit, su pacto, es decir, su órgano sexual, su vida sexual, sus deseos sexuales, sus inclinaciones, dice el Zohar, gracias a él se sustenta el mundo entero.

Como está escrito en el libro de Jeremías capítulo 33, verso 25 «Así dijo Adonai, si no fuera por mi Brit, por mi pacto día y noche, los estatutos de los Cielos y la tierra, no hubiera puesto». Es decir si no fuera por el pacto que yo puse, pacto que se puso en el órgano sexual, si no fuera porque se respeta ese pacto, si no fuera porque hay quien guarda ese pacto y hace que ese pacto suba delante de mí, no hubiera puesto los fundamentos de los Cielos y de la tierra, es decir, no habría motivo por el cual se sustenta la tierra. Por lo cual, aquél que cuida su pacto, según el Zohar, es aquél que gracias a él, se sustentan los Cielos y la tierra.

Es por eso que el Yesod, es llamado también el Tzadik, el justo, aquél que es íntegro y sabe cuidarse. Por eso representa el Yesod la figura de Yosef, (José), hijo de Yaakov (Jacob), que fue aquél que supo ser íntegro a nivel sexual, incluso en los momentos más difíciles, cuando la mujer de Potifar, estaba seduciéndole día tras día para cometer una inmoralidad.

Y él le dijo: «¿Cómo voy a hacer esto ante Dios y ante mi Señor? ¿Cómo podré ser tan desagradecido por un momento de placer?

Y es que aquél que sabe cuidarse y guardarse de los impulsos sexuales y las inmoralidades sexuales, no solamente tiene un gran nivel por el hecho de cuidarse, sino que da lugar a otra cosa.

Cuando él se cuida de conexiones bajas, de conexiones prohibidas, da lugar a algo más alto, que es la conexión elevada, por eso es que el Yesod es «Koaj Hahitkashrut», la fuerza de la conexión, porque aquél que es justo, íntegro y que gracias a él se sustenta el mundo.

Como está escrito también en el libro de Proverbios «Tzadik Yesod Olam», es decir el justo es el fundamento del mundo, goza de una conexión superior con todas las cosas y logra conectarse con la Divinidad, que está detrás de cada cosa en el mundo.

Y logra cumplir el propósito de la creación del mundo, que es la conexión, la fusión con el Creador. Y como cumple con el fin de todo, entonces gracias a él, vale la pena que el mundo exista, pues él cumple con el fin de la creación.

Hay órganos en nuestro cuerpo, que varios de ellos tenemos dos, tenemos dos ojos, tenemos dos pulmones, tenemos dos extremidades, dos brazos, dos piernas y podemos hacer una cosa con uno y la otra con el otro. Pero el Yesod, el pacto, el órgano sexual solo hay uno y solo puede permitir una conexión.

La representación espiritual de esto es que también el hombre solo puede conectar con una cosa. Si conecta con conexiones superiores, espirituales, puras y elevadas, entonces estará conectado allí.

Si por lo contrario conecta con inmoralidades, no puede pretender después conectar con otra cosa también, no, es una cosa o es la otra.

Aquí se permite solo una conexión, por eso es que la rectificación del pacto es tan importante. Porque nos trae a la conexión y al cumplimiento del fin de esta creación que es la conexión con el Creador de todos los mundos.

La primera Sefirá del Yesod es el Jesed, que es el dar, es la dádiva, es la influencia y esto puede tener dos lecturas: La primera es, que cuando uno conecta a nivel sexual, tiene que tener la intención de dar, no de recibir, entonces convierte un acto animal, en un acto divino.

Los animales también se aparean, porque les impulsa el instinto de querer recibir el placer del apareamiento. El hombre puede convertir ese acto de recibir, de egoísmo, de verse solo a él, en un acto de amor, en un acto de Jesed.

Es muy simple a nivel práctico, solo tenemos que meditar cinco minutos, antes de un acto sexual, obviamente, totalmente lícito y plantearnos si estamos haciendo esto para recibir o para dar y veremos cómo esto cambia.

El primer consejo que le doy a las parejas que tienen problemas entre ellos es: «Cuando tengáis relaciones íntimas, cada uno tiene que pensar qué quiere dar al otro, no qué quiere recibir del otro», el otro no es un medio para recibir, el otro es un fin. Cuando hacemos esto nos parecemos al Creador, Él da, no para recibir, sino para dar.

Y la segunda lectura es: Lo que dice el «Tikunei Hazohar» ¿Quién es el Jasid?, aquél que hace Jesed con su Creador y es que cuando nosotros conectamos con el Creador, estamos haciendo Jesed con Él, estamos haciendo bondad con Él, porque él conectar con Él, le permite al Creador revelarse a través de nosotros.

Que nosotros seamos un Mishkan, un tabernáculo, donde su luz puede habitar y se puede después revelar al mundo.

Y cuando uno dice me voy a cuidar de la inmoralidad, me voy a cuidar de malos pensamientos, me voy a cuidar de todo tipo de impulsos y tiene la intención de que lo hace porque quiere hacer Jesed con el Creador, quiere hacer bondad con el Creador para que Él pueda morar, para que Él tenga una «Diraj Batajtonim», una habitación en los mundos bajos, entonces está conectando pero también haciendo Jesed con el Creador. Por lo tanto, rectifica Jesed de Yesod, esas son dos aplicaciones prácticas de lo que hemos visto.

Cuando pasamos al Salmo 67 encontramos la palabra: «Kulam», todos «Te reconocerán los pueblos todos» y es que ya hemos dicho que el Yesod se llama Kol, todo, porque de él depende todo. La rectificación de todas las naciones y de todo el mundo.

Cuando uno está cuidando su Yesod no piense que se está haciendo un favor a sí mismo, piense que está haciendo Jesed al mundo entero Jesed de Yesod.

Y en el Ana Bejoaj encontramos la palabra: «Yajid», significa el Único, el que es Uno y especial, obviamente hablando del Creador. Y la palabra «Yajid», Único nos habla de esa conexión, «Ijud» unificación con el Creador, de conexión que también representa al Yesod y todo viene ahora con un sentido nuevo a partir de a Sefirá de Jesed de Yesod Y toda cuadra muchísimo más.

Así que meditemos en esto, hagamos el ejercicio práctico que es más un ejercicio hoy de reflexión y tomemos una decisión de convertirnos en guardianes del pacto y que gracias a nosotros haya Dirá Batajtonim, habitáculo en los mundos inferiores y podamos ser Jasidim, que hacen Jesed con su Creador.

Un saludo ¡Shalom!

29 comentarios en “Día 36. Jesed de Yesod”

  1. Rab Daniel lo he estado siguiendo hace poco y me ha parecido muy coherente lo que habla, soy psicólogo y me gusta afianzarme en la Torah y quisiera saber cómo podría unirme a su canal para poder tener mayor acercamiento a sus enseñanzas, gracias

  2. Wow qué interesante rectificación y que importante para la conexión con el Altisimo y esa integridad sustenta al mundo, no existía eso ni en mi imaginación, gracias Rab Daniel por tan excelente enseñanza, tengo muy importante rectificación para enseñar 💞

  3. Graciela Di Dio Castagna

    Otro tesoro. Mil gracias. Esta cuenta del Omer, ha traído a mi vida dimensiones nuevas. Y sobre todo, una Gran Alegría. Gozo profundo.

  4. Gracias Rabi. Compartiré esta enseñanza a mis hijos y a sus amigos. Hashem bendiga a Ud. y su familia hoy, mañana y siempre🙏

  5. Anabell Salmerón García

    Querido Rab..Daniel
    Cuánta belleza, cuanta perfección, gracias Dios por tanta bondad, que gran regalo he recibido, lo había estado buscando, que me explicarán el pacto, el Brit. Sabía que yesod es un gran regalo y una responsabilidad mayor, es el todo, el fundamento.
    Muchas gracias Rab. Daniel Dios lo bendiga con mucha sabiduría Divina. Shalom!

  6. Patricia M Giraudo

    Gracias Rabino, hermosa enseñanza!!
    Tan contraria a las corrientes y costumbres actuales. El sexo es actualmente y cada vez más, una práctica completamente despegada de sentimientos o afectos…lo principal es la busqueda del placer personal. Y eso es lo que se enseña, aun en programas escolares.
    Si tan sólo volvieramos la mirada a la fuente de quien todos venimos…seguramente habria menos dolor en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REUNIÓN INFORMATIVA

INSCRIPCIÓN

SEMINARIO ONLINE 04 DE JUNIO

REUNIÓN INFORMATIVA

REUNIÓN INFORMATIVA