¿He sido creado para ser feliz?

¿He sido creado para ser Feliz?

Hoy muchos se refieren a la Cabalá como el arte de ser feliz y aseguran que el fin de la creación del hombre según la Cabalá es la felicidad. El término felicidad es un término no definido, y en nuestra sociedad moderna se podría definir como: dejar de sufrir y sentir bienestar. Que es algo así como un desarrollo muy simplista del Edonismo de Epicuro. La gente piensa que la felicidad es la capacidad de estar sintiendo placer de manera constante. Y cuando sienten sentimientos negativos significa que algo va mal y no consiguen ser felices. 

Así pues, los que piensan así pueden entender que fin de la Cabalá es que las personas dejen de sufrir y se sientan bien. Básicamente, no solo con la Cabalá han hecho esta simplificación, sino con todas las filosofías espirituales que tienen profundidad. Por ejemplo con el yoga. Si te fijas, el yoga, que significa unión, y encierra conceptos filosóficos y espirituales profundos, se simplifica hoy con: «Yoga para ser más feliz». Pues lo mismo: «Cabalá para ser más feliz». Este tipo de frases tienen algunos problemas: 

1. Es que en realidad el propósito nunca fue la felicidad, sino algo completamente distinto y más elevado, que integra inevitablemente la felicidad. Y cuando tú simplificas la frase, ocultas el verdadero destino. 

2. El segundo problema es que como ya dijimos la gente interpretará el termino «felicidad» según lo que ya conoce: Sentir placer, disfrutar de la vida, evadir el sufrimiento, etc. Y si piensa que toda la Cabalá se trata de sentirse bien, se estará perdiendo el verdadero nivel de la felicidad al que la Cabalá te lleva. Obviamente que estoy completamente a favor de sentirme bien y evadir el sufrimiento en mi vida, pero si este fuera el único objetivo, hay muchísimas ciencias muy avanzadas como, por ejemplo, la psicología positiva, que quizás nos puedan ayudar incluso más, al ser más actuales y adaptadas a nuestra sociedad. 

3. El tercer problema que tienen estas frases es un problema de Integridad. Y es que el marketing no lo justifica todo. Y creo que ya me entiendes… 

Ahora ¿que dice en verdad la Cabalá misma acerca de la felicidad? Se dice que el Ramjal (Rabí Moshé Jayim Lutzzatto) dijo: «El fin de la creación del hombre es ser feliz»… pero si leemos más atentamente dijo algo totalmente distinto: Déjame leértelo: «Lo que nos enseñaron nuestros Sabios es que el hombre fue creado para deleitarse»… Eso es parecido… pero sigue: …»para deleitarse en la Divinidad y para disfrutar del resplandor de su presencia que es el verdadero deleite y el más grande de los disfrutes que se puedan encontrar». Lo que es un poco distinto a la frase simplista: «Ser feliz». 

Según la Cabalá el hombre fue creado falto para ser llevado a la plenitud, que es el apego a la Divinidad y deleitarse en ella. Obvio que esta frase podría ser desarrollada por horas y este no es el lugar. Pero en resumen podemos decir que: En cada paso que el hombre avanza hacia esa plenitud, recibe un anticipo de esta plenitud futura, ya en su presente. Es por eso que los Sabios se saludaban diciendo: «Olamja Tiré Bejayeja»: Que tu mundo veas en tu vida presente. Es decir: que puedas gustar ya de la plenitud Eterna, ya en esta vida. 

La Cabalá es en sí la ciencia de la plenitud. Enseña cómo podemos alcanzar en cada momento de nuestra vida esa plenitud. Cuando digo cada momento, me refiero a cada momento. Momentos de reír y momentos de llorar. Momentos de celebrar y momentos de enlutarse. Cada uno de esos momentos aparece en nuestra vida para llevarnos a un nivel mayor, y la felicidad es inevitable en cada paso, también en medio de las lagrimas. 

Nada en la vida contradice la felicidad: Podemos ser felices con todo en la vida, si realmente hemos decidido usar ese suceso para nuestro Tikún. El Zohar dice que hay diez palabras para describir la felicidad, obviamente equivalentes a las diez Sefirot. Hay distintos niveles de felicidad. La felicidad no es solo placer, y no solo satisfacción de haber alcanzado metas, ni es solo una buena relación entre dos humanos… sino el equilibrio de todas ellas. 

Y este equilibrio es el nivel de felicidad representado por la palabra «Shalom» que se traduce por Paz. Y al igual que en la Paz dos pueblos en conflicto se unen, así cuando conseguimos ese nivel de felicidad llamado «Shalom» todo en nuestra vida forma una «Plenitud», una unidad. Tanto las cosas a nuestro favor como las cosas en nuestra contra hacen las paces para que sintamos ahora, esa plenitud futura. 

El mundo Eterno, en nuestro mundo presente. Ese Shalom lo recibimos desde la Eternidad, y en la Cabalá se revelan los caminos para alcanzarlo. Al ser así, la felicidad no es el fin, sino un inevitable regalo durante el camino.

1 comentario en “¿He sido creado para ser feliz?”

  1. Obvia decir que necesitamos redefinir nuestros conceptos acerca de lo que es la felicidad y como lograrla o alcanzarla, según entiendo conocer o comprender el propósito por el cual nuestra alma está aquí es fundamental en el avance hacia está meta… Podría por favor proporcionarme el documento «contrato del alma»? Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REUNIÓN INFORMATIVA

INSCRIPCIÓN

SEMINARIO ONLINE 04 DE JUNIO

REUNIÓN INFORMATIVA

REUNIÓN INFORMATIVA